Envíos GRATIS a partir de 29€

Envíos en 24/48horas

No, las personas sanas no tienen que llevar la parte blanca de las mascarillas quirúrgicas hacia fuera para “protegerse” del virus

Circula una imagen por redes en la que se aconseja usar la mascarilla quirúrgica al revés para evitar el contagio. Pero los expertos recuerdan que la parte azul siempre debe ir hacia fuera.

Por Elena Turrión

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación de WhatsApp (+34 627 28 08 15) por una imagen en la que se aconseja a las personas que no tengan la COVID-19 llevar la mascarilla quirúrgica al revés, es decir, con la cara exterior (normalmente de color azul) hacia la boca.

Las “personas infectadas” deben “usar la parte azul de la mascarilla hacia fuera para evitar contaminar a los demás”; mientras que las “personas sanas” deben “usar la parte azul hacia dentro para protegerse a sí mismas”, se asegura en el contenido, que circula por redes sociales desde finales de 2020.

Según la imagen,, las personas no contagiadas por el coronavirus deben llevar la parte blanca de la mascarilla (o barbijo) quirúrgica hacia fuera porque esta “contiene el filtro que retiene partículas y microorganismos”. Pero según insisten los expertos ese uso no es correcto y puede resultar ineficaz para reducir la transmisión del virus.

Como ya explicó a Newtral.es la investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) María Cruz Minguillón, autora de un informe sobre la eficacia de las mascarillas, “la parte azul debe ir hacia el exterior siempre”.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) también insisten en que “la cara interior de la mascarilla suele ser la parte blanca”. “Y, en caso de duda, hay que consultar las indicaciones del fabricante, que es quien sabrá seguro cuáles son los materiales de los que está hecha la mascarilla y cuál es su disposición y, por tanto, la posición correcta de la mascarilla para su uso”, añade la científica.
Composición de las mascarillas quirúrgicas

La mascarilla quirúrgica es un producto sanitario que, principalmente, limita la salida de gotas respiratorias, por lo que previene la transmisión del virus a otras personas, como explica el Ministerio de Sanidad en su web.

Es decir, estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado. “Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar”, insiste Sanidad. Por ello, están recomendadas principalmente para las personas enfermas, mientras que las autoridades sanitarias recomiendan a las personas sanas llevar mascarillas higiénicas.

Además, desde el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) del Ministerio de Trabajo explican que invertir la forma de colocarse la mascarilla quirúrgica no varía sus propiedades.

“Si bien todas las mascarillas tienen una parte interna y una parte externa, esto no indica que una funcione en el sentido de la inhalación (de fuera hacia dentro) y otra en el sentido de la exhalación (de dentro hacia fuera)”, señala el INSST en su página web.

“El número y distribución de las diferentes capas que componen las mascarillas responden al diseño más adecuado al objetivo deseado. La mascarilla quirúrgica se compone generalmente de una capa que actúa como filtro, que se coloca entre dos capas de tela. Por tanto, dar la vuelta a una mascarilla quirúrgica no la convierte en equipo de protección respiratoria”, añaden.
Recomendaciones sanitarias para el uso de mascarillas

Según la OMS, las mascarillas quirúrgicas “están hechas con un mínimo de tres capas de materiales sintéticos no tejidos, y están configuradas para tener capas de filtración intercaladas en el medio”.

Así, desde el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación recuerdan que es importante llevar la cara más oscura de las mascarillas quirúrgicas hacia fuera porque es la que está hecha con tejidos impermeables.

Aunque desde Sanidad recuerdan que hay que evitar que la mascarilla se humedezca o deteriore por el uso y, de ser así, “se recomienda sustituirla por otra”.

“Para quitarte la mascarilla, hazlo por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, deséchala en un cubo cerrado y lávate las manos”, aconsejan las autoridades sanitarias.

Lee la noticia en: newtral.es

Publicación más antigua
Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Cerrar (esc)

Newsletter

Únete a nuestra newsletter y consigue promociones y novedades únicas para ti!
Por tu primer pedido, recibirás un 10% de descuento.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar
Whatsapp